Que hacer en Sydney

Sydney es una ciudad con mucho ambiente y zonas para todos los gustos. En tu visita a la ciudad podrás disfrutar del centro o CBD, de variedad de restaurantes, naturaleza y playas. Pese a ser una ciudad grande y su ajetreo, no transmite sensación de agobio o estrés, ya que siempre puedes encontrar zonas tranquilas en las que disfrutar de la calma.

A continuación te hablo de los imprescindibles de la ciudad, la cual tiene mucho que ofrecer. Si tienes tiempo, te recomiendo pasar entre 5 días y una semana para poder hacer alguna excrusión a los alrededores, si no es tu caso, considero que en 3 días puedes ver lo más esencial si aprovechas bien los días. En mi caso, tuve la suerte de vivir en la ciudad durante 3 meses, lo que me dió la oportunidad de conocerla a fondo y descubrir muchos lugares de sus alrededores.

Empecemos por lo esencial, y si tienes tiempo, hablaremos de salidas a otras zonas al final del post.

Opera House

Diría que el lugar más emblemático y reconocible de la ciudad, es su palacio de la ópera. El edificio, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, no te dejará indeferente por sus dimensiones, forma y localización.

Si te interesa su estructura y arquitectura, puedes visitarlo por dentro, acudir a su ópera Bar a tomar algo y disfrutar de las vistas, e incluso darte un capricho y acudir a uno de sus espectáculos. En su página web encontrarás información sobre la visita y la programación.

Sydney Harbour Bridge

Otro conocido lugar de la ciudad que no te puedes ir sin cruzar es el puente de la bahía, desde él disfrutarás de las vistas que nos regala de la bahía y la ópera al caminar sobre él.

Al final encontrarás el famoso Luna Park, un antiguo y emblemático parque de atracciones. Su entrada es gratuita, así que si cruzas el puente al completo y tienes tiempo, te recomiendo hacer una visita.

Visitar los Jardines Botánicos

Esta visita es muy recomendable, ya que podrás disfrutar de la calma de la naturaleza y conocer miles de especies de plantas. Se encunetra muy cerca de la ópera y el acceso es gratuito. La zona tiene una extensión de 30 hectáreas y se divide en distintas áreas, como la de los helechos, el Jardín Oriental o la Rosaleda.

Durante tu paseo encontrarás bancos y áreas en las que tomar un descanso o hacer un picnic y disfrutar de nuevo de las vistas que de la ópera y el Puente de la Bahía.

China Town

Si te gusta la cultura o comida china, tienes que venir hasta zona, ya que está repleta de restaurantes a buen precio. En su calle princial, Dixon Street, podrás edificios y esculturas típicas de la cultura china.

Además, quieres comprar souvenirs este es el lugar perfecto, ya que aquí se encuentra el Paddy´s Market, un enorme mercado con todo tipo de souvenirs a un precio muy económico.

Hablnado de mercados, si te gustan los productos Vintage y artesanales, a 20 minutos caminando de China Town se encuentra todos los sábados el mercadillo de Glebe, uno de los mejores de la ciudad.

Visitar los diferentes barrios de la ciudad

La ciudad cuenta con barrios con diferentes ambientes y atractivos, para llevarte una imagen completa de los distintos estilos de cada uno, te recommiendo pasear por todos. Se encuentran cerca unos de otros, con lo que puedes moverte caminando, aunque puedes hacer uso del tranvía si lo prefieres.

Darling Harbour

Es la zona del puerto en la que encontrarás una gran variedad de restaurantes en los que tener una comida o cena agradable. Desde aquí salen barcos a diario que recorren la bahía para que conozcas la ciudad de una forma diferente y desde otra perspectiva. Los cruceros duran unas dos horas y salen a diferentes horas del día.

Si te gusta el pescado no debes perderte esta zona ya que encontrarás el mercado de pescado más grande del país, en él dispondrás de una gran variedad de pescados y mariscos y restuarantes en los que probarlo.

The Rocks

Muy cerca de la zona de ópera encontramos el barrio de The Rocks, en el que se nota la esencia e influencia europea, ya que fue uno de los primeros sitios en los que se asentó la gente que provenía de este continente. Es uno de los barrios más antiguos de la ciudad, con lo que tiene mucha historia. Por sus calles encontrarás bonitos edificios, restuarantes y bares con música en directo.

Los fines de semana es cuando más ambiente hay y suelen poner un mercado con productos artesanales y gastronómicos.

Newtown

Nos adentramos en la zona alternativa de la ciudad, llena de cafés y bares hispters. Por sus calles encontrarás arte urbano, locales de artistas locales y tiendas antiguedades y artículos de segunda mano. Es uno de esos sitios en los que disfruta simplemente paseando y observando su ambiente. Tiene mucho movimiento tanto de día como de noche, cuenta con una gran variedad de locales y rooftop bars en los que tomar algo.

Visitar las playas

Una de los mayores atractivos de Sydney es la combinación de ciudad y movmiento con playas y naturaleza. Alrededor de las ciudad tienes varias playas en las que disfrutar del surf, el mar y la arena. Las tres playas más cercanas y accesibles son las siguientes:

Bondi beach

Es la más cercana al centro, cuenta con una larga playa y mucho ambiente en la zona de alrededor. Hay mucha gente jóven y tiene ambiente mochilero. Cuenta con una amplia oferta de restaurantes y bares en los que poder tomar algo. Debido a su cercanía al centro es perfecta tanto para pasar el día, como para ir un rato por la tarde a pasear y ver el atardecer.

Además, si quieres probar el surf encontrarás opciones para alquilar tablas o dar clases por horas.

En la zona encontrarás las famosas Bondi Iceberg Pools, unas pisicnas naturales que se encuentran junto al mar y contra las que rompen las olas, una forma diferente de disfrutar del mar y las vistas.

Coggee

A esta bonita playa se puede llegar dando un paseo desde Bondi. Es un recorrido muy mítico y, en mi opinión, algo imprescindible. Hablamos de un precioso paseo que une una playa con otra y por el camino recorrerás toda la zona de costa en la que verás preciosas playas desiertas y naturales y zonas más altas y rocosas, sin duda un paseo muy recomendable para el que le merece hacer un hueco en tu ruta.

Playa de Cogee

Toda la ruta está marcada y cuenta con un paseo, con lo que se hace fácilmente pese a su longitud de 5,5km. Al llegar a Cogge, además de una bonita playa, podrás disfrutar de un merecido refrigerio con unas vistas inolvidables.

Manly

Esta playa se encuentra algo más alejada pero merece la pena visitarla si se tiene tiempo, cuenta con un ambiente muy surfero, es un buen lugar para probar este deporte y para disfrutar de un día en la playa. En la zona encontrarás no solo una larga playa de arena, si no también zonas rocosas que regalan bonitos paisajes.

Para llegar, debes coger el ferry en Circular Quay hasta Manly, una vez llegues debes seguir la calle principal, Corso Street, hasta la playa.

Little Bay

Esta playa es poco visitada por los turistas, suele haber poca gente y es un lugar muy tranquilo y natural. Si tienes tiempo y quieres disfrutar de la calma es un buen lugar al que acudir. Se puede llegar en autobús desde el centro y se accede a través de una escalinata de madera.

En la mayoría de las playas hay zonas de barbacoa que puedes usar de forma gratuita, si vas a pasar el día puede ser una buena opción para la hora de la comida. Suelen estar en pinares con lo que tendrás sombra y mesas. Recuerda dejar todo limpio y recogido cuando acabes.

Admirar las vistas de la ciudad

Alrededor de la zona de la ópera disfrutarás de vistas bonitas desde muchos lugares como el jardín botánico o la zona de la bahía, aunque si quieres una panorámica más amplia o desde más altura, puedes acudir a los siguientes lugares:

  • Sydney Tower, con 309 metros de altura es la torre más alta de la ciudad. Desde su observatorio podrás admirar la ciudad con mayor amplitud.
  • Mrs McQuarie’s Chair, se llega dando un paseo y ofrece unas bonitas vistas de la ciudad. Sin duda el mejor momento para visitarlo es al atardecer
  • Observatory Hill Park, en lo alto de la colina encontrarás este mirador desde el cual podrás observar la ciudad desde algo más alto que desde la zona de la bahía y los jardines, disfrutando de la calma de la naturaleza.
Observatory Hill Park

¿Cómo moverse por la ciudad?

Por la zona del centro puedes moverte con facilidad a pie, es mi recomendación para poder ver la ciudad con más detenimiento y detalles. Si tienes poco tiempo o no quieres hacer largas caminatas a diario tienes la opción de utilizar el transporte público, contarás con opciones de tranvía, muy cómodo para el centro; autobús, tren y ferry.

Para cualquiera de estos transportes es necesario que tengas la «opal card», una tarjeta gratuita que recargas para tus viajes. Puedes adquirirla en kioskos, estaciones de tren o a través de su propia app.

¿Tienes tiempo extra en la ciudad?

Si tienes tiempo extra en Sydney, puedes aprovechar para conocer los alrededores, uno de los lugares más recomendable para ir a a pasar un día es el parque natural es de las Blue Mountains, un lugar en el que hacer caminatas, disfrutando de cascadas, piscinas naturales y preciosas vistas.

Además, puedes ir a ver canguros en su hábitat en Morrisset Park, visitar la playa de las dunas de Port Stephens, el faro de Palm Beach o hacer caminatas por playas y acantalidos en el Royal National Park. En este post te dejo más detalles sobre cada uno de estos lugares e información sobre como llegar a ellos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: