Visitar las Blue Mountains

Las Blue Mountains son una maravilla de la naturaleza formada por valles, bosques y zonas de altas montañas. Si se tiene tiempo es una visita muy recomendable que hacer desde Sydney y para la que sin duda merece la pena emplear un día completo.

La zona fue descubierta por exploradores extranjeros en el S.XIX y anteriormente habitaban aquí tribus aborígenes. Las Blue Mountains albergan miles de especies animales y vegetales y reciben este nombre por el color azulado que toman las cumbres al mirarlas desde lejos. Es un gran valle rodeado de altas formaciones rocosas en el que poder pasarse literalemente días disfrutando de la naturaleza y las maravillas que ofrece. Si no se dispone de muchos días, en uno se puede ver parte de la zona y llevarse una idea de la inmensidad del lugar y admirar unas vistas inolvidables.

En mi caso, fui a pasar un día, aunque me hubiera encantado hacer noche allí para disfrutar de un día más, o volver en otra ocasión. En este post te hablaré de diferentes opciones para llegar, de algunas de las zonas más visitadas y de varias rutas que puedes realizar en un día o varios. Además, al final del post encontrarás consejos e información útil para tu visita.

Como llegar

Si quieres ir por tu cuenta, puedes llegar en tren de forma sencilla, deberás cogerlo en la estación central del Sydney y llegar hasta la estación de Katoomba, la más cercana a estas montañas. La duración del viaje es de 2 horas y el precio del billete variará dependiendo de la zona de Sydney desde la que salgas, en mi caso, fui el domingo ya que durante ese día todos los viejes cuestan 2,50 dólares, independientemente de donde salgas o lo lejos que vayas, con lo que es el día perfecto para que el viaje sea económico. Para vajar en tren necesitarás obtener en la estación la tarjeta de transporte “Opal”.

Una vez en la estación, mi recomendación es dirigirte al centro de visitantes, puedes hacerlo caminando y llegar en poco menos de media hora y así ver el pueblo, o también puedes coger el autobús público hasta la entrada del parque.

Desde la estación, también cuentas con la opción de coger el Blue Mountaisn Explorer Bus, que para en diferentes lugares del parque natural y no te limitarías sólo a la zona de Katoomba, ya que también va a Scenic World y Leura. En su web puedes ver los distintos pasos y rutas.

Alternativamente, también puedes alquilar un coche durante un día, el trayecto dura casi dos horas y la carretera está en buen estado.

Si prefieres ir en un tour, tienes la opción de ir a hacer una visita de un día en un tour organizado que te llevará hasta la zona en autobús. Si tienes poco tiempo, puede ser una buena opción.

Zonas que visitar

Las Blue Mountains tienen una gran extensión y se dividen en diferentes con zonas, todas ellas tiene mucho que ver y son similares. En todas podrás ver el valle desde diferentes alturas, adentrarte en sus profundidades, observar diferentes aves y ver ríos y cascadas.

Si vas en coche puedes hacer el “greater Blue Mountains drive”, el cual pasa por las zonas de Glenbrook, Wentworth y Katoomba.

Si vas por tu cuenta en transporte y vas a hacer una ruta caminando, tendrás que elegir que área quieres visitar. Lo más sencillo y recomendable es quedarte por la zona de Katoomba, ya que tiene una gran variedad de senderos de distinta duración y dificultades y además, es la zona más accesible en transporte público.

Cerca de Katoomba se encuentra “Scenic World” una zona del parque que cuenta con funiculares desde los cuales puedes apreciar las Blue Mountains desde las alturas, ofrecen más amplitud a la hora de disfrutar las vistas y conocer el parque. Además cuenta con un tren para recorrer alguna de las áreas. Es una buena alternativa para no hacer un día completo de caminata. En su página web puedes reservar tus tickets y ver las actividades que ofrecen.

A Scenic World puedes llegar caminando desde la estación de Katoomba, aunque yo te recomiendo ir primero al mirador de Echo Point y desde allí, ir hacia esta zona, más abajo te doy más detalles sobre esta opción.

Otra zona en la que también se puede disfrutar de diferentes recorridos es Leura, aquí se puede realizar el recorrdio en bicicleta de “Mount Hay Road” o hacer el circuito de las cascadas de Leura Fern Bower. En este área encontrarás también el Sublime Point Lookout, un mirador muy bien valorado con unas bonitas vistas del valle.

Para llegar hasta Leura, si no tienes coche, lo más recomendable es coger un autobús público desde la estación de Katoomba o utilizar el Blue Mountain Explorer Bus, ya que para llegar caminando desde la estación está algo alejado. También hay una estación llamada Leura pero no está más cerca y tiene menos opciones de transporte público

¿Qué ruta elegir?

El punto de partida suele ser Echo Point, ya que desde aquí se tiene una gran variedad de recorridos más que desde otras áreas. En esta zona encontrarás más información, es más sencillo llegar y además, aquí se encuentra el centro de visitantes, donde puedes informarte de la historia del lugar, sus orígenes aborígenes y ver las diferentes rutas, su duración y dificultad. Algunas de las rutas más recomendables para un día son:

Giant Staircase

Es una escalinata bastante larga que recorres junto a la montaña y por la que bajas a una zona más profunda del valle para llegar a la base de las Three Sisters. El recorrido no es muy largo, pero si tienes problemas de rodilla no es recomendable ya que deberás de bajar más de 900 escalones. Una vez llegues al final, podrás ver un puente, el Honeymoon Bridge, que te llevará a la primera “sister” y por que recorrerás la base de las 3 montañas.

Three Sisters

Desde aquí puedes volver al incio, aunque tendrás que volver a subir los escalones, o puedes continuar hasta el “Scenic World” haciendo una caminata, pasarás por el federal Pass hasta las Cataratas de Katoomba. Al final de la ruta puedes coger el Scenic Railway para volver en tren o el Scenic Cableway, un funicular desde el que verás el valle con otra perpectiva, desde las alturas. Alternativamente, puedes volver de nuevo andando al inicio de la ruta. Este recorrido tiene unos 5km, es una buena opción si vas solo un día ya que te llevarás unas 4 ó 5 horas, dependiendo del ritmo que lleves y las veces que pares.

Prince Henry Cliff Walk

Este es un paseo de 7km de dificultad moderada, recomendable si vas a pasar solo un día ya que recorre la zona que hay entre Katoomba y Leura y pasarás por varios miradores y cascadas. Podrás hacer paradas en las que descansar, hacer un picnic y admirar las preciosas vistas observando como va cambiando el paisaje a medida que vas avanzando, lleva entre 4 y 5 horas dependiendo de las paradas que hagas y el ritmo que lleves.

Three Sisters Walk

Este camino es más corto y sencillo, es una buena opción si se visita el parque con niños ya que es una ruta de un kilómetro. Pasarás por zonas de bosque y diferentes miradores, con lo que también te llevarás una buena idea de la inmensidad del parque y tendrás unas bonitas vistas. Puedes llegar hasta el mirador de “Lady Game”.

Dardanelles Pass Loop

Este recorrido tiene una longitud de 5.3km y un nivel de dificultad algo más alto que algunos de los anteriores. Si te gustan las cascadas, podrás ver muchas al recorrerlo. Se coge tras bajar las escaleras de la “Giant Starway” y si lo sigues al completo, volverás de nuevo al Echo Point pasando por la “Fern Bower Track” y disfrutando también de las vistas del “Prince Henry Cliff Walk”. Es una ruta bastante completa pero se debe esta acostumbrado a caminar para realizarla.

Si vas más de un día puedes plantearte realizar el Federal Pass, el cual tiene una longitud de 13 km. Si eres un amante de los trekking y quieres conocer la zona en profundidad, tienes la opción de realizar rutas de hasta 3 días como la “Six Foot Track”, de 46km y el “Mount Solitary walking track”, de 34km. Para realizar estos recorridos es importante informarse bien de donde se puede parar a descansar o hacer noche e ir preparado físicamente.

Dentro del parque natural, además de caminatas, podrás hacer diferentes actividades como barranquismo, ciclismo y visitar los pueblos como el Mount Wilson, el cual se encuentra en su interior y mantiene su estilo colonial.

Mi día en las Blue Mountains

Como comenté, yo pasé un día completo en las Blue Mountains, nos levantamos pronto y fuimos en tren desde Sydney, con lo que visité la zona de Katoomba, ya que era la zona más cercana desde la estación y desde la cual podíamos aprovechar más el día.

Una vez llegamos a la estación de Katoomba fuimos andando hasta el centro de visitantes para conocer la historia de la zona y ver las diferentes rutas.

Nuestra primera parada fue uno de los imperdibles de este área es el mirador Echo point, desde el cual se obtuvimos unas preciosas vistas y pudimos apreciar las famosas “Three Sisters”.

Prince Henry Walk

Desde el mirador, hicimos la “Three Sisters Walk” y después optamos por hacer el Prince Henry Walk. Por el camino fuimos subiendo a zonas más altas, bajando a zonas más llanas, nos adentramos en el bosque en que encontramos, arroyos y lugares en los que poder darnos un chapuzón. Vimos varias cascadas y en una de ellas pudimos incluso bañarnos, fue un experiencia inolvidable el sonido que hacía al caer y la fuerza que transmitía, sin duda fue un día maravilloso en el que disfrutamos en todo momento de la naturaleza.

Por el camino fuimos parando para hacer fotos, refrescarnos o simplemente admirar las vistas y a mitad del día hicimos un picknick cerca de una zona de cascadas. Cuando empezó a acabar el día estábamos terminando nuestra ruta y pusimos rumbo de nuevo a la estación de Katoomba para volver a Sydney a descansar tras el largo día.

Consejos para tu visita

A continuación te dejo algunos consejos a tener cuenta para tu visita

  • Es importante que lleves agua y comida, dentro del parque no encontrarás donde comprar, únicamente en las inmediaciones o cerca de la estación podrás adquirir provisiones.
  • Mira el tiempo para ir preparado, es recomendable que lleves tanto sombrero o gorra como una chaqueta por si refresca al caer la tarde. Ten en cuenta que estarás todo el día caminando, con lo que deberías llevar un calzado cómodo apto para todo tipo de terrenos. Si vas en verano no te olvides de la crema solar.
  • Para elegir tu ruta, ten en cuenta la hora a la que vas a comenzarla y la hora a la que anochece para que puedas terminarla o hacer el camino de vuelta con luz.
  • Si estás cansado o es tarde no te adentres a rutas largas, ya que al desconocer el terreno pueden llevarte más tiempo del que piensas.
  • Lleva una bolsa contigo para no dejar ningún residuo y llevar tu basura contigo.
  • Si tienes pensado cocinar, infórmte sobre las normas de hacer fuegos y no laves platos en los ríos para que los químicos no se vayan a la naturaleza, utliza las zonas habilitadas.
  • Si vas a hacer noche pide un “personal locator beacon” para que no te pierdas y puedan localizarte si surge cualquier cosa, además es recomendable que compruebes si hay restricciones para acampar.

2 comentarios sobre “Visitar las Blue Mountains

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: