Llegar a Laos en Slow boat

Laos es un país que pilla justo “en medio” en el mapa del sudeste Asiático. Hace frontera con Tailandia, Camboya y Vietnam, con lo que es sencillo meterlo en tu ruta. Para llegar podéis volar a Luang Pravan, que es la capital, o por tierra se puede llegar desde cualquiera de los países mencionados.

Nosotros llegábamos a Laos desde el norte de Tailandia y decidimos hacerlo de una forma algo diferente y más larga que la ruta por carrera, decidimos coger el “Slow boat”, que si tenéis tiempo está muy chulo. Son dos días de viaje por el río y parando solo para dormir en un pueblito a mitad de camino. Los paisajes son muy bonitos, todo lleno de montañas super verdes, con esa forma redondeada tan curiosa. Es una experiencia de viaje diferente, mucho más relajante y gratificante en cuanto a vistas y disfrute y además te permite conocer a gente.

El barco es una especie de barca grande, de madera y abierto, no tiene ventanas, lo que te da la oportunidad de respirar el aire puro y disfrutar del paisaje desde cerca, no a través de un cristal. La temperatura era buena  (a lo mejor en algún momento necesitas un sudadera, pero no se llega a tener un frío insoportable y que conste que yo soy muy muy friolera), así que el no tener ventanas no es un problema. En el barco en sí no hay nada, así que os recomiendo que llevéis comida y bebida con vosotros.

Para mí este viaje fue muy relajante y contemplativo. Las vistas me encantaron, el barco apenas se mueve, con lo que puedes leer, dormir o levantarte para hablar con la gente. En el barco se junta gente de todas partes que va hacia Laos y fue una oportunidad para conocer a personas que más adelante nos iríamos encontrando en nuestro camino recorriendo el país.

Para llegar al puerto desde el que sale el barco, tuvimos que coger un autobús en Chiang Mai y nos llevó hasta el pueblo del puerto, allí hicimos noche y a la mañana siguiente emprendimos camino hacia Laos. El barco sale por la mañana y estás todo el día de viaje hasta la tarde que llegas al pueblo en el que se hace noche. El alojamiento esa noche no está incluido en el viaje pero no tenéis que preocuparos, solo hay un par de guest houses y los que trabajan en ellas os estarán esperándo al llegar al puerto para convenceros de ir a una u a otra. A la mañana siguiente se reanuda el camino y por la tarde se llega a Luang Prabang. Allí también habrá gente esperando vuestra llegada. Si no tenéis alojamiento lo encontraréis allí mismo y si ya tenéis donde dormir, encontraréis a alguien que os lleve hasta allí.

Sin duda una experiencia diferente que nos hizo disfrutar del camino a Laos, el nuevo país en el que nos gastaríamos los pies durante 17 días, aquí puedes ver la ruta.

2 comentarios sobre “Llegar a Laos en Slow boat

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: